Dis-capacidad.com

La vida diaria con mi amor ciego

Por: Por: Andrea Murguía 2012-02-22

Fotos “perfectas” que tomó para mí

Estaba viendo algunas de las miles de fotos que tengo archivadas. Entre ellas me encontré que la mayoría de las que tengo en la carpeta “Familia” tienen el rostro de Marcos, mi compañero invidente. Claro, a mi me gusta tomar fotografías y me gusta fotografiarlo a él y a él con Ben, nuestro hijo. Sólo tengo algunas poquitas en las que yo aparezco, la mayoría porque yo misma me las tomo, casi siempre acompañada de ellos dos. Pero encontré esta y otras.

Ese viaje que hicimos hace unos años con mi papá.  Me hizo llenar una carpeta con 1341 elementos. Hubo paisajes deslumbrantes y detalles que me inspiraron para disparar con entusiasmo la cámara. Ahora estuve viendo que tengo suficiente material para dar forma a varias exposiciones. Ese es otro sueño que debo echar a andar…  En el viaje pasamos por Villahermosa, Cd. del Carmen, Mérida, Playa del Carmen, Tulum, Valladolid, por sólo mencionar los principales. Nos aventamos gran parte del verano conociendo y volviendo a visitar los lugares que nos gustan como Tulum. Donde mi familia tiene un hotel que es perfecto para hospedarnos cuando viajamos allá. 

                           Fotografía tomada por Marcos en la que aparece Andrea.

Por supuesto mi carpeta está llena de zonas arqueológicas, paisajes selváticos, cielos enormes y fascinantes, todo tipo de texturas y formas naturales, éstas últimas son mis favoritas. Cenotes, mares, playas, arena. Lo curioso y lamentable es que todas las fotos que tomé de nosotros tres y las que me tomé a mi misma salieron bastante mal. Lo segundo curioso pero no por eso lamentable también, es que encontré unas fotos que Marcos me tomó en Cd. del Carmen. Después de comer fuimos caminando a dar un paseo por el lugar. Un poco extraño y hermoso. Encontramos miles de conchitas blancas cuyos trocitos mezclados con la arena clara, formaban un suelo brillante y fabuloso para aplicar reflexología. También cangrejos ermitaños y olas minúsculas. Hay imágenes de Marcos, de Ben y mías. Ahora que las volví a ver, me gustaron mucho, me veo feliz. Seguramente mientras Marcos está disparando está en pose de fotógrafo tomando diferentes ángulos. En todas las que tomó en ese momento estoy sonriendo, estoy sonriendo… sonriéndole a él. Aunque no me vea. Parece una locura pero no lo es. Todas me encantaron y aunque no son perfectas porque encuentro fácilmente mis defectos, lo son para mí porque Marcos las tomó con cariño, creyendo que me veo perfecta para las fotos. Y aunque yo le diga en verdad cómo me veo y cómo salí, él sigue diciendo “para mí saliste perfecta”.

Esto a veces me causa confusión porque hay dos pensamientos que tengo al mismo tiempo. Por un lado no me gusta pensar “qué bueno que no ve para que no vea mis defectos.” Aunque a veces confieso que lo hago. Esto significaría que entonces es mejor que imagine y no sepa realmente quién soy. Con lo cual no estoy de acuerdo porque sería irreal, una ilusión. Pero por otro lado, me entusiasma que en realidad no está pensando que soy perfecta, sino que soy perfecta para él con todo y mis defectos. Creo que a menudo trata de decirme esto, lo que pasa es que soy un poco necia. Ojalá lo escuchara más e ignorara de vez en cuando lo que yo veo para dejarme querer dejando que me diga cosas lindas… ¿qué más querría que me dijera? Ya me lo está diciendo.

------------

Otros relatos de la serie La vida diaria con mi amor ciego en Comunidades Virtuales

¿Quién es Andrea Murguía?

Estudié Ciencias de la Comunicación. Me gusta fotografiar detalles e instantes únicos. Junto con mi compañero de vida, Marcos Velázquez he ofrecido por nueve años la conferencia En Contacto con la Ceguera, en donde hablamos sobre la experiencia de él al perder la vista durante su adolescencia. Acercamos el tema de la discapacidad visual a la percepción de la realidad social de las personas con la intención de cambiar la idea y la actitud. Debido a esta labor estudié Locución y expresión verbal para mejorar mi desempeño en acción.

Recientemente descubrí que escribo. Por muchos años escribí en mi mente. Repasaba oraciones en mi cabeza que pensaba que se escucharían bien si yo fuera escritora. Soy comunicadora y ahora entiendo que no sólo puedo transmitir los mensajes que pertenecen a los demás, sino también los propios y encuentro en la escritura una forma natural de hacerlo.

Foto de Andrea Murguía



 

 

Nombre:
E-mail:
Comentario:


Escribe el resultado de la suma, para validar tu registro

 


 
Nombre: maria isabel caro cetina Fecha: 2012-04-05
Comentario:
  Claudia esto que escribes es muy bello ya que el vivir con una persona asi que para el eres perfecta que aunque no te ve pero te ama y no necesita ver para verte lo hermosa que eres y poder tomarte las fotos perfectas. felicidades

Nombre: maria isabel caro cetina Fecha: 2012-04-05
Comentario:
  Claudia esto que escribes es muy bello ya que el vivir con una persona asi que para el eres perfecta que aunque no te ve pero te ama y no necesita ver para verte lo hermosa que eres y poder tomarte las fotos perfectas. felicidades

Nombre: maria isabel caro cetina Fecha: 2012-04-05
Comentario:
  a mi me parece muy linda tu historia porque es una historia de amor.